Síntomas, tratamiento del virus del papiloma humano.

síntomas y tratamiento del virus del papiloma humano

El virus del papiloma humano (VPH) es un patógeno específico que causa una enfermedad infecciosa crónica llamada infección por el virus del papiloma humano, la infección más común entre los seres humanos.

La medicina moderna conoce varios tipos de este microorganismo, cada uno de los cuales tiene diferentes manifestaciones: verrugas en la piel de las piernas, brazos y otras partes del cuerpo, verrugas genitales en la mucosa genital. El VPH habita solo en la capa basal de la piel y se transmite sexualmente.

Sorte

Hay muchos tipos de virus. Algunos de ellos no son dañinos para los humanos en absoluto. Sin embargo, alrededor de cuarenta tipos de VPH provocan el desarrollo de verrugas genitales, tanto en hombres como en mujeres. Y hay quienes provocan el desarrollo de células malignas.

Entre todas las variedades conocidas de virus del papiloma humano, los tipos más comunes son:

  • VPH, que causa verrugas plantares parecidas al maíz;
  • El VPH causa verrugas planas;
  • VPH que provocan el crecimiento de verrugas comunes;
  • VPH que causa el desarrollo de verrugas genitales y papilomas en hombres y mujeres;
  • Erupción por VPH precancerosa.

Según la probabilidad de desarrollar cáncer, todos los VPH se dividen en virus seguros, virus de bajo riesgo oncogénico y virus de alto riesgo oncogénico. Estos últimos se observan en los genitales de hombres y mujeres en forma de verrugas genitales y papilomas. Si se encuentran crecimientos de este tipo, es necesaria su eliminación inmediata.

Cómo se transmite

El virus del papiloma humano es muy contagioso. La infección en sí misma en la mayoría de los casos ocurre en la primera infancia, durante la investigación activa del bebé del mundo circundante, en la que la piel del niño está dañada (rasguños, rasguños). Debido a tal daño del papiloma, los virus ingresan al cuerpo del niño.

Ciertas cepas del virus causan verrugas genitales en adultos. El mecanismo de transmisión en este caso es exclusivamente sexual. El virus penetra el microtraumatismo de los genitales de una pareja sexual a otra, incluido el contacto anal, así como el sexo oral.

Además, hay varias otras formas de transmitir el virus del papiloma humano:

  • transmisión del virus de madre a hijo durante el parto. En este caso, el desarrollo de papilomas en el recién nacido ocurre en las membranas mucosas de la boca y la garganta, así como en el ano y los genitales;
  • autoinfección, en la que el virus se transmite durante el afeitado o la depilación de una parte del cuerpo a otra;
  • transmisión del virus desde el hogar (en la ducha o piscina).

Síntomas

La inmunidad de una persona sana es capaz de superar la actividad del virus en una etapa temprana de su desarrollo y, por lo tanto, en la mayoría de los casos, el virus del papiloma humano no se manifiesta de ninguna manera. La inmunidad reducida permite que el virus se active, lo que conduce a la aparición de síntomas clínicos característicos. Al reunirse en un lugar determinado de la piel o las membranas mucosas, los virus interrumpen la reproducción de las células y aceleran su división. En este caso, aparecen crecimientos que caracterizan la presencia del virus en el organismo. Los crecimientos pueden ser en forma de papilomas, verrugas genitales, verrugas.

Un papiloma es un crecimiento suave y alargado que se adhiere a la piel mediante un pedículo. Los papilomas se forman más comúnmente debajo de las glándulas mamarias en las mujeres, en las axilas, en la ingle, en el cuello y, en algunos casos, en la cara. El número y tamaño de los papilomas está creciendo rápidamente.

Las verrugas son crecimientos redondos, afilados y ásperos al tacto con límites de diámetro bien definidos de 2 mm a 1 cm. Se forman con mayor frecuencia en los brazos, los codos y las rodillas.

Las verrugas genitales son crecimientos bastante suaves con una superficie rugosa, adheridos a la piel por un pedículo. Se forman con mayor frecuencia en el área de los genitales externos y el ano. Un rasgo característico de las verrugas genitales es el rápido crecimiento en forma de racimos o coliflor.

Para mujeres

Al ingresar al cuerpo femenino, el virus del papiloma humano provoca la aparición de verrugas genitales o papilomas genitales (entre los 15 y 30 años), y a menudo conduce al desarrollo de erosión y displasia del cuello uterino. Las primeras neoplasias suelen aparecer dentro de los tres meses desde el momento de la infección y se encuentran en la mayoría de los casos en los labios, en la zona del canal cervical, en la piel alrededor del ano, en la cavidad bucal. Durante mucho tiempo, la infección puede vivir en el cuerpo de una mujer sin aparecer. El inicio de la menopausia es activado por un virus que puede causar malignidad de las células de la mucosa genital.

Para hombres

Un rasgo característico del virus del papiloma humano en los hombres es el desarrollo prolongado y asintomático de la enfermedad. En el contexto de una inmunidad estable, el virus no tiene manifestaciones externas. Pero factores como la hipotermia, el exceso de trabajo y las enfermedades infecciosas pueden reducir significativamente el nivel de inmunidad, lo que en sí mismo conducirá a los primeros signos clínicos en forma de tumores en la piel y las membranas mucosas. Los hombres pueden desarrollar verrugas genitales (papilomas genitales), cuyos hábitats favoritos son la zona anal y el pene. En los hombres, también se puede notar papilomatosis recurrente de la laringe.

Tratamiento del virus del papiloma humano

La medicina moderna no tiene ningún medicamento especial que pueda combatir el virus del papiloma humano. La mayoría de los crecimientos pueden desaparecer por sí solos en un período de 6 meses a 3 años. Un tipo de virus transmitido previamente desarrolla inmunidad de por vida en el cuerpo.

La terapia contra el VPH en la gran mayoría de los casos no tiene como objetivo eliminar el patógeno, sino eliminar las manifestaciones externas de su actividad. Las verrugas y los papilomas se eliminan cuando causan molestias cosméticas o se vuelven dolorosas. La eliminación de las verrugas genitales es obligatoria tanto para hombres como para mujeres. Los principales métodos de eliminación son: electrocoagulación con corriente eléctrica, criodestrucción con nitrógeno líquido.

El tratamiento de papilomas y verrugas incluye los siguientes procedimientos médicos:

  • tratamiento diario de las verrugas con una solución de ácido salicílico al 20% durante un período prolongado;
  • inyección en el lugar de la infección;
  • cremas tópicas para el tratamiento de las verrugas;
  • cauterización de papilomas y verrugas con preparaciones especiales;
  • crioterapia (eliminación de neoplasias en 3-4 sesiones);
  • terapia con láser (1-3 sesiones).

Tratamiento con remedios caseros

El tratamiento contra el VPH implica el uso de la medicina tradicional. Los más comunes incluyen:

  • tratamiento de verrugas con jugo de celidonia, diente de león, manzanas verdes, aloe;
  • cataplasmas de hojas de col de conejo, fresno de montaña congelado, ajo, kalanchoe;
  • baños con una fuerte infusión de hierba de San Juan y manzanilla;
  • Tratamiento de verrugas con decocción de corteza de sauce en vinagre.

No espere una recuperación inmediata del tratamiento con remedios caseros. Este es un proceso largo y persistente. Pero la paciencia y la perseverancia te recompensarán con resultados positivos.